miércoles, 9 de septiembre de 2009

SER Y ESTAR

Vivir me estresa.
Cualquier cosa puede hacer de mí un manojo de nervios.
Pienso demasiado las cosas.
Paranoiqueo la mayor parte del día con lo que me dicen o me dejan de decir.

¿Algún día mi estómago dejará de gobernar a todo mi cuerpo?

Uhm...

6 comentarios:

Roi dijo...

Lo más seguro es que eso nunca acabe... que cómo lo se? Porque llevo forevereando 27 años seguidos y no se ve fin.

Me caga pensar tanto (y hacerlo mal, para acabar de joder).

Taяuмвa dijo...

Caray... el problema de la mayoría es no pensar las cosas y a nosotros nos aflige el exceso... jeje, ironías. Gracias por pasearte por mi blog.

Pável dijo...

Por el estomago pasan todas las cosas que valen la pena: la comida, el nervio del primer beso y el acido clorhidrico, esa bonita sustancia que puede ser la mejor arma para deformar al ser odiado y condenarlo a la fealdad.

Ojala el estomago nunca deje de gobernar tu cuerpo. Mejor aprende danza arabe o mueve la panza por un peso en Acapulco y reconciliate con tu region abdominal, lo que hay dentro y lo que hay fuera.

Ahora mismo compongo una cancion, e incluire la palabra estomago en tu honor.

(Estoy en una maquina que no es mia, no tengo acentos ni esa bonita N con tilde arriba, tan mexicana.)

Taяuмвa dijo...

Gracias a ambos dos por el consejo, y Pavel, yo quieroe scuchar esa rola xD

NICOLAS DOBERCROW dijo...

¡hello, mi mas querida de todas mi sweets hijitas! efectivamente el estomago es el órgano de mayor importancia para nosotros los perros (frases como "perro de tres marías", "hambre de perro" y "con dinero baila el perro" (esta última se deriva de que si no tiene dinero el perro ¿pus que come?) ejemplifican de manera con-tun-den-te, la importancia de dicho órgano... pero quien sabe, a veces tambiém puedes hacer uso de otros organos para llenar la panza. Yo, por ejemplo, soy asiduo consumidor del taco de ojo y la verdad es que rara vez me niego a que me endulcen el oído. Cuidate mucho un abrazo extensivo a tu estomago y al de Goche-man...atte: Comandante Doberman, Jefe de las fuerzas intergalacticas Perrunas Hambrientas y estomagosas.

Icikas dijo...

Vivir con estrés es el reto de nuestra generación. Si lo logras me pasas la receta =)

Pensar con el estómago... tal vez así fuimos diseñados, no te sientas mal.

¡Saludos!