lunes, 5 de mayo de 2008

NADA

"Me parecía que de nada vale correr si siempre ha de irse por el mismo camino, cerrado, de nuestra personalidad. Unos seres nacen para vivir, otros para trabajar, otros para mirar la vida. Yo tenía un pequeño y ruín papel de espectadora. Imposible salirme de él. Imposible liberarme". (Nada, Carmen Laforet, 1944).

Cuando leí este pedazo me sentí retratada de una manera casi escalofríante. Quise escribir algo al respecto pero ella ya lo había dicho tan bien... si no puedo superarlo mejor sólo lo transcribo, ¿no?
Acabo de terminar de leer esta novela. He andado tan metida en leer, leer, leer, medio escribir algo de lo que he leído y volver a leer más que ya casi no tengo tiempo para nada más. (Bueno, sí, para mi ocio siempre hay espacio).
La novela me pareció maravillosa. Es raro que me aviente un libro en dos días puesto que siempre ando leyendo más de 3 libros al mismo tiempo en conjunto con artículos y ahora la Revista que ayudo a corregir. Se me fue tan ligera y a la vez tan pesada. No un pesado malo, un pesado cargado de cosas que casi podía sentir junto con la protagonista. En fin: genial, genial, genial novela. Lo horrible ahora es intentar escribir algo académico al respecto. Todo lo que escribo de análisis me suena torpe, ridículo... muy insulso. ¡Cómo me cuesta esto! No pensar, más bien intentar pensar algo que no se haya dicho ya de lo que leo. Ugh.

Anyways...

Lo peor del semestre se acerca y no puedo mas que quejarme y seguir leyendo. Un hispanicoso jamás deja de leer... Espero pronto regresar aquí con algo mío de mi cabeza y de mis manos.

5 comentarios:

carajo dijo...

encontrar la maravilla en algo y luego tener que vulgarizarlo para la academia es de lo pior

los libros deberían de ser invisibles para que nadie supiera que están ahí y no los echaran a perder tanto

saludotesh

the lines on my face dijo...

mucha suerte! sigue dándole duro, y sí, ese párrafo dice mucho...
envidio tu trabajo muchas veces, y tu carrera también...
abrazos ;)

panché dijo...

morrilla morrilla morrilla, que gusto el toparme con tu blog, me ha gustado tu forma de escribir. aunque si bien no soy un gustoso de Laforet ni tampoco de Sartre, creo que te gustaria darle una hojeada a "La Náusea" ya que al leer "Nada" es claro que la autora leia al filosofo.

un gusto, mucho gusto

Roxana dijo...

carajo: sí, es de lo pior! Pero si quiero sacar mi carrera... ps qué se le va a hcer, verdá? xD

Ana: gracias! Y ps sí me gusta mi trabajo y mi carrera, aunque como todo luego se vuelve muy pesado, pero vieras que lo que envidias no es tanto! Yo envidio tu ya casi doctorado!

Panché: ps sí, precisamente el existencialismo es lo que más influyó en estos escritores de la posguerra. Y tu recomendación también es mi obligación para poder escribir mi trabajo final de esa materia sobre este libro. Mira que atinado tú ;) no dejes de pasar por aquí.

Saluditos a los 3=)

ruanroller dijo...

A propósito de la cita que pones: es muy curioso como la protagonista siempre se sitúa con una "doble" personalidad: la que actúa y la que observa desde una caja de cristal. ¿Será cierta la teoría de que Adrea está loca? Porque la familia es de locos, pero, realmente, a Andrea le sucede algo más allá del existencialismo ¿no?