jueves, 23 de octubre de 2008

LITURGIA

“Señor, sólo una cosa te pido, que me concedas olvidar todo esto que he hecho y que entiendas que lo hice en tu nombre; tú que perdonas, tú que misericordioso eres, llévate mis pecados pues arrepentida estoy”. Rezaba la mujer, arrodillada frente a aquel cuerpo inerte con los ojos aún abiertos. A pesar de estar convencida desde el inicio de que estaba haciendo lo correcto, su incorruptible moral católica la obligaba a sentir culpa, a arrepentirse y a pedir perdón porque eso era todo lo que necesitaba para lavarse de cualquier culpa.
Entonces le cerró los ojos con la ternura de una madre que arropa a su hijo y le desea las buenas noches. Lo arrastró hasta su sillón y con todas sus fuerzas lo acomodó para que pareciera que había estado viendo la televisión. Ya tenía escrita la carta de despedida que dejaría en la mesita del control, así que sólo la sacó de su bolsa y la dejó frente a la lámpara que ella misma le había regalado cuando se mudó a aquel departamento. Tomó el frasco con las pastillas que sobraban y las regó a su alrededor. Terminado con lo que había planeado, llevando a cabo todo como una de tantas liturgias, volteó a verlo por última vez antes de irse…
“Y a ti, hijo mío, con esto condono a tu alma para que dejes de pecar, para que dejes de engañarte y para que absuelvan a tu alma por esta vida tan terrible que decidiste llevar. No, hijo, Dios no perdona a los de tu clase, por eso yo te salvé”.


Roxana Blancas

10 comentarios:

the lines on my face dijo...

tsss denso! me gustó, en especial la moral religiosa que planteas, muy bueno... ;) sigue escribiendo!

Ale Morando dijo...

orale!!! esta bueno!!! :) sigue con esos posts!!!

daniel dijo...

me gustó... pero no se que comentar... ju ju ju

la verdad siempre que paso por este blogg quedo lleno de ideas nuevas y de un tremendo dolor de ojos pues el fondo negro me ciega... jajajajaja

saludos!

CHANGE YOUR WAYS

Anónimo dijo...

RECOMENDACIÓN

http://www.coloriuris.net/es:alta

fede dijo...

sssssssssssssssss














no entendí.

Roxana dijo...

Gracias Ana, ALe y Daniel por leer y dejar su rastro por aquí.

A Fede y al anónimo... yo siempre digo que si no tienes algo interesante qué decir... mejor no dices nada.

Airamsusej Infernorum dijo...

¡Ay wey! Lo bueno es que la señora madre de familia sí sabe cómo hacer valer la ley entre justos y pecadores... No inventes Rox, hasta escalofríos me dieron de imaginarme una situación así, por ejemplo, aquí en este hogar (que, empezando por los progenitores, le tiran al fanatismo religioso mal disfrazado xDDDD).

Pero no le hace, con todo y el escalofrío, me gusta lo que escribes, sobretodo la orientación 'macabra/mórbida' que van tomando los últimos posteos (ya ves, una que ni es dada a esas cosas) :D

fede dijo...

eso de "interesante" es completamente subjetivo.

no se como interpretaste el cometario pero si te ofendió aclaro que no era esa la intención.

Roxana dijo...

Airamsusej! Y tú que tienes ese nombre tan original puedes constatar aquello del fanatismo religioso xD, los escalofríos! Esa era la intención del cuento, entre otras. Lo psycho se me está empezando a dar muy fácil.

Fede... para el caso, TODO es subjetivo, "conversaciones" así sólo dan rodeos. No entendí tu ssssss así como tú no entendiste mi cuento al parecer, lo dejaste, en tus palabras, muy subjetivo.

El roller [alias el escritor] (mal llamado Ruano) dijo...

Está bastante bueno. Me gustaron los pequeños detalles que acompañan la tragedia. El rezo con el que empiezas es muy bueno. Andas de bastante buena salud escritorial, ja. Chido one y sigue escribiendo.